Nombre

DE SICILIA, CONSTANZA

Marco temporal

ca. Julio 1342-1363

Marco Geográfico

Cataluña, Sicilia

Perfil biográfico

Constanza nació en Poblet (Conca de Barberà, Tarragona) en los últimos días del mes de julio de 1342 (CINGOLANI, 2019; ACA Reg. 1305, f. 60v)*. Era la primogénita de Pedro el Ceremonioso (1319-1387) y de María de Navarra (1326?-1347). Su padre, Pedro el Ceremonioso era hijo de los condes de Urgell, Alfonso el Benigno (1299-1336) y Teresa de Entenza (1301-1327). Reinó durante más de cincuenta años llenos de enfrentamientos y de grandes cambios. De este soberano conviene recordar su “obsesión por conservar la dignidad y el poder de su casa, la Casa de Aragón” (CINGOLANI, 2007, p. 226-227). De ello deriva su necesidad de recopilar escritos, ordenanzas, libros, tumbas, reliquias, obras de arte y otras cosas con la clara finalidad de “venerar a su dinastía y a su persona”. Su madre, María de Navarra, era la segunda hija de Juana II de Navarra (1311-1349) y Felipe de Evreux (1306-1343), ambos de la dinastía Capeta. Por ello, era bisnieta del rey Luís el Obstinado (1314-1316) de Francia. Contrajo matrimonio en julio de 1338 en Alagón (Aragón), cuando todavía no había cumplido los 12 años. Llevaba consigo todas las tradiciones y el mundo de la corte francesa. Tenía poco más de veinte años cuando murió y tuvo cuatro hijos. De su corta vida tenemos pocos detalles pero conviene recordar que con su nombre se rubrica el Libro de Horas de María de Navarra, un encargo de Pedro el Ceremonioso al taller de Ferrer Bassa, que se custodia en la Biblioteca Nazionale Marciana de Venecia.

En 1347 Constanza fue proclamada heredera legítima de la Corona de Aragón, con la consiguiente protesta del hermano del rey, Jaime de Urgell, y los enfrentamientos con los de las Unions (Aragón y Valencia). El problema quedó resuelto con el nacimiento de un heredero varón, el futuro Juan I, hijo de la tercera esposa de Pedro el Ceremonioso. Frente a este cambio de paradigma, se pararon las negociaciones con el rey Juan el Bueno de Francia para acordar el matrimonio de su hijo Luís de Anjou con una de las hijas del rey de Aragón, y se empezó a trabajar la alianza con la monarquía insular de Sicilia donde reinaba un hermano pequeño de la esposa de Pedro el Ceremonioso, la reina Leonor de Sicilia (1325?-1375), calificada como la “espléndida y maquiavélica reina de la noche” (SCIASCIA, 2010/12, p. 111).

Poco sabemos de la infancia de Constanza, pero podemos imaginarla cerca de sus hermanas y de su madre hasta su muerte en 1347. La única referencia directa de vida familiar en la Crónica de Pedro el Ceremonioso (SOLDEVILA, 2014) relata el viaje de su esposa María y sus hijas Constanza y Juana de Barcelona a Perpiñán, la Navidad de 1345, y dice así: “Dimecres, a vint-e-dos de desembre de propdit, nós estant a Perpenyà, venc la reina dona Maria, muller nostra, ab les infantes Na Constança e Na Joana, filles nostres, de les parts de Barcelona”.

Entre los escritos y cartas de Pedro el Ceremonioso conservados en el Archivo de la Corona de Aragón, algunos nos ayudan a conocer la relación que el monarca mantuvo con sus hijas*. Así, por ejemplo, en 1350, el rey ordena a sus hijas Constanza y Juana vestirse de luto por la muerte de su abuela, Juana de Navarra (Barcelona, ACA, Reg. 1133, f. 26r), mientras que poco después ese mismo año el monarca rechaza dar autorización a sus hijas para asistir a la coronación del rey de Navarra el 27 de junio de 1350 (Barcelona, ACA, Reg. 1134, f. 37r-v), escribe así:

1350, abril, 1. Saragossa. Lo rey d’Aragó.

Cara filla, reebudes dues letres vostres, et les coses en aquelles contengudes bé enteses, responén vos fem saber que, mercè de Nostre Senyor, som sans et en bona disposició de nostra persona, e havem haüt et havem gran goig et plaer de la salut vostra et de la alta infanta dona Johana, filla nostra et sor vostra molt cara. E res-no-menys vos fem saber que havem manats dar al feel porter vostre Sanch[o] d’U[n]castiello M solidos barchinonenses per comprar un mul a obs de les andes; altra moneda, quant a adés, no us o po[de]m trametre, mas volem que manlevets açò que mester haurets tro a Perpenyà, car nós, qui, si a Déu plau, serem dins breus dies en Cathalu[n]ya, farem pagar complidament ço que manlevant haurets. Quant és de ço que·ns havets fet saber de la reyna de Ffrança, havem haüt gra[n] plaer, et ja o sabíem ans que les vostres letres reebéssem. Açò que deyts, que vós et la dita infanta anàssets a la conoració del rey de Navar[r]a, no·ns sembla cosa covinent, ans volem que, ab la benedicció [de] Déu, tingats vostre camí vers Perpenyà. E porets fer resposta sob[r]e açò a la comtessa de Ffoix, que vós et la dita infanta, de manament et ordinaci[ó] nostre, anats a Perpenyà, et con serets là, et ella serà en lo comtat de Ffoix, vós porets ve[n]ir dins nostra t[err]a en alcu[n] loch covi[n]ent, notifficàn-li [que la?] havets gran desig de veer.

D[ata] en Çaragoça sots nostre segell secret [l]o dia primer del mes d’abril en l’any de Nostre Senyor MCCCL. Rex Petrus.

Dominus rex mandavit Matheo Adriani.”

Pocos días después, el 19 de abril de 1350, en el registro 1134, f. 44v., el rey convoca a sus hijas para que lo acompañen a Poblet en la traslación del cuerpo de su madre, María de Navarra.

Unos años más tarde, el registro 1067, f.90r es una carta del Cerimoniós a su tío, Pere de Ribagorça i Muntanyes de Prades, datada en abril de 1354, que pide consejo ante el proyecto matrimonial de su hija Constanza con el rey de Sicilia. Le dice que como tutor de ésta le ruega que “porti totes les joy[e]s de la dita infanta, per tal que, si finarem de fer lo dit matrimoni, que no calla laguiar per aquellas.”  De estos escritos deducimos que durante un tiempo, las infantas vivieron bajo la tutela de Pere de Ribagorça y Joana de Foix. Con respecto a la importancia de las joyas que poseían, un apunte del Arxiu Històric de Protocols de Barcelona del 1359 (23/8, f.62r 17-4-1359) hace referencia a que ambas infantas tuvieron que empeñar en Perpiñán unas coronas para el mantenimiento de su casa o corte, que se desplazaba continuamente. Uno de los lugares donde posiblemente pudieron haber pasado algunas temporadas era la residencia de la última esposa de su bisabuelo, la reina Elisenda de Montcada (1292-1364), ya que era madrina de la infanta Joana. En aquellos años la reina Elisenda vivía en el palacio del monasterio de Pedralbes donde ya se había pintado la celda de Sant Miquel con los frescos del taller de Ferrer Bassa.

De la relación de Constanza con su madrastra, Elionor de Sicília, no tenemos demasiadas noticias, exceptuando la utilización que ésta hizo de su hijastra para conseguir controlar el reino de Sicilia. Después de muchas negociaciones y arduas maquinaciones, en 1354, se firmó el acuerdo matrimonial con el rey Luís I el Niño de Sicilia (1337-1355). A la muerte de éste, el acuerdo pasó a su hermano pequeño, Federico IV (III) el Simple o el Sencillo (1342-1377). Y, finalmente, en 1356 se signó el acuerdo matrimonial, pero no fue hasta el 15 de abril de 1361 que tubo lugar la boda en Catania (Sicilia), después de burlar la vigilancia de los nobles sicilianos que querían impedir ésta unión.

Los pocos años que fue reina de Sicilia estuvo en funcionamiento la Corte de Constanza o Càmera règinale di Costanza, que se regulaba por las Ordinacions sobre lo regiment de tots los officials de la sua cort de Pere el Cerimoniós del 1344. Esta corte se reunió en el Castillo Ursino de Catania o en el Castillo Maniace de Siracusa hasta la muerte de la reina. De los documentos que aun se conservan es especialmente interesante una nota de la Curia conservada en el Archivo de la Corona de Aragón (MR, 472, f.17v.) en la que la reina encargaba obras del pintor Jaume Serra de Barcelona (AGNELLO, 2005 p. 31). Se desconoce si realmente algún retablo o pintura de los Serra llegó a Sicilia durante su corto reinado.

A finales del año 1362 nació su única hija, María de Sicilia (1362-1401), y, pocos meses después, la reina murió de epidemia. Era 18 de julio de 1363. La última noticia que tenemos de Constanza es que su padre, en diciembre de 1363, manda comprar blandones para la celebración en Perpiñán del aniversario de la reina de Sicilia (MR, 347, f.203r.). La imagen desdibujada del sello de Constanza dice mucho de ésta reina olvidada.

Fue reina de la Sicilia insular durante poco más de dos años, des de 1361 hasta 1363, pero la suntuosidad del conjunto de objetos que posiblemente llevó consigo al matrimonio tenía que ser de gran valor (SANTORO, 2007). Fue enterrada en la catedral de Catania en un sarcófago de mármol del cual creemos que solo se conserva la cubierta o gisantEs la tumba conocida como  “Sarcofago di Costanza di Aragona” que se conserva en la capilla de la Madonna de la catedral de Catania.

*Agradezco la colaboración de Stefano Cingolani.

Textos epigráficos

Inscripción encima del escudo de armas del Reino de Sicilia (pared derecha del absis mayor de la catedral de Catania, hasta 1952).

FEDERICUS II. SICILIE REX. IOANNES EIUS FILIUS.

LUDOVICUS I PETRI II FILIUS. MARIA FEDERICI III

FILIA ATQUE MARTINI PRIMI ET MARIE

REGINE FILIUS. HOC UNO CONDUNTUR TUMULO

Inscripción encima del escudo de armas del Reino de Sicilia (pared izquierda del absis mayor de la catedral de Catania, hasta 1952).

CONSTANTIA PETRI III

REGIS ARAG[ON]UM

FILIA

AC FEDERICI III UXOR CATANIE

OBI[I]T ANNO SALU[T]IS MC[CC]LXIII

Textos documentales

Catania, Biblioteche Riunite Civica e. A. Ursino Recupero, Catania, 0542 y 0546.

Barcelona, Arxiu de la Corona d’Aragó, Reial Cancelleria, reg. 1067, f.90r.

Barcelona, Arxiu de la Corona d’Aragó, Reial Cancelleria, reg. 1133, f.26r.

Barcelona, Arxiu de la Corona d’Aragó, Reial Cancelleria, reg. 1134, f.37r-v.

Barcelona, Arxiu de la Corona d’Aragó, Reial Cancelleria, reg. 1134, f.44v.

Barcelona, Arxiu de la Corona d’Aragó, Reial Patrimoni, MR, 347, f.203r.

Barcelona, Arxiu de la Corona d’Aragó, Reial Patrimoni, MR, 472, f.17v.

Barcelona, Arxiu Històric de Protocols de Barcelona, AHPB 23/8, f.62r 17-4-1359.

Texto: Pilar Viladomiu.

Bibliografía abreviada

AGNELLO 2005, 30–32; CINGOLANI 2019, ACA reg. 1305, f.60v; 2007, 226–227; SCIASCIA 2010/12, 111; FERRER I MALLOL 1992, 35–40; GIUNTA 1992, 17–27; SANTORO 2007, 71–106; SOLDEVILA 2014, 245; YARZA 2013, 95–106.

Bibliografía

AGNELLO Giuseppe, 2005, Ufficiali e gentiluomini al servizio della corona. Il governo di Siracusa dal Vespro all’abolizione della Camera reginale; CINGOLANI Stefano Maria, 2006, Les quatre grans cròniques. Jaume I, Bernat Desclot, Ramon Muntaner i Pere III; 2007, La memòria dels reis. Les quatre grans cròniques; FERRER MALLOL Maria Teresa, 1992, «La política siciliana de Pere el Cerimoniós» Els Catalans a Sicília; GIUNTA Francesco, 1992, «La Sicília catalane» Els Catalans a Sicília; LO FORTE SCIRPO M. Rita, 2003, C’era una volta una regina… Due donne per un regno: Maria d’Aragona e Bianca di Navarra; SANTORO Daniel, 2007, «Il Tesoro recuperate. L’inventario dei beni delle regine di Sicilia confiscato a Manfredi Alagona nel 1393» Anuario de Estudios Medievales; SCIASCIA Laura, 2011, «Les reines d’Aragó i Sicília» La política de les dones; SOLDEVILA Ferran, 2014, Crònica de Pere III el Cerimoniós; TASIS Rafael, 1961, La vida del rei en Pere III; VILADOMIU Pilar, 2009, Guia de les tombes reials del Casal de Barcelona; ZURITA Jerónimo, 2003, Anales de Aragón.

Imágenes